SOBRE EL AMOR EN LA FAMILIA

Encuentre aquí (columna de la izquierda - Mensajes del Papa) el texto completo de la Carta Apostólica 'Misericordia et Mísera'

miércoles, 6 de julio de 2016

Jesús convoca a los doce y los envía por las ovejas perdidas

¡Amor y paz!

Los invito, hermanos, a leer y meditar el Evangelio y el comentario, en ese miércoles de la 14ª semana del Tiempo Ordinario.

Dios nos bendice...

Evangelio según San Mateo 10,1-7. 
Jesús convocó a sus doce discípulos y les dio el poder de expulsar a los espíritus impuros y de curar cualquier enfermedad o dolencia. Los nombres de los doce Apóstoles son: en primer lugar, Simón, de sobrenombre Pedro, y su hermano Andrés; luego, Santiago, hijo de Zebedeo, y su hermano Juan; Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo, el publicano; Santiago, hijo de Alfeo, y Tadeo; Simón, el Cananeo, y Judas Iscariote, el mismo que lo entregó. A estos Doce, Jesús los envió con las siguientes instrucciones: "No vayan a regiones paganas, ni entren en ninguna ciudad de los samaritanos. "Vayan, en cambio, a las ovejas perdidas del pueblo de Israel. Por el camino, proclamen que el Reino de los Cielos está cerca.  
Comentario

-Jesús llamó a sus "doce", discípulos: En primer lugar a Simón, al que llaman Pedro, y a su hermano Andrés; a Santiago, Zebedeo y a su hermano Juan; a Felipe y a Bartolomé; a Tomás y a Mateo el recaudador, a Santiago Alfeo y a Tadeo, a Simón el cananeo y a Judas Iscariote, el mismo que lo entregó.

Es intencional que Mateo no dé esta lista cuando su primera llamada, como los demás evangelistas, sino solamente en este décimo capítulo de su relato, en el momento de enviarles a misión.

Tenemos ahora a los doce constituidos en "colegio apostólico", es decir, "misionero". "La Iglesia peregrina es misionera por su naturaleza, puesto que procede de la misión del Hijo y de la misión del Espíritu Santo, según el designio de Dios Padre" (Vat II:A.G. 2) "Así como, por disposición del Señor, San Pedro y los demás apóstoles forman un solo Colegio Apostólico, de igual modo el Romano Pontífice, sucesor de Pedro y los obispos, sucesores de los apóstoles se unen entre sí y forman un todo (L.G. III, 22) "El cuidado de anunciar el Evangelio en todo el mundo pertenece al "cuerpo de los pastores", ya que a todos ellos en común dio Cristo el mandato imponiéndoles un oficio común... Por tanto todos los obispos deben proveer a las misiones, no sólo de operarios para la mies, sino también de socorros espirituales y materiales." (Concilio, L.G. III, 23)

Entre los doce que Jesús envió a misión, algunos están muy a la vista -Pedro, por ejemplo-... y otros de los que no se sabe nada -Tadeo, por ejemplo-... ¡No se hizo el evangelio para satisfacer nuestra curiosidad! Ruego por todos los obispos, para cada obispo... los célebres y los que quedan en la sombra...

-Y les dio autoridad sobre los espíritus "inmundos" para expulsarlos y curar todo achaque y enfermedad.
Destruir el mal.
Hacer el bien.
En resumen una misión muy sencilla.
Jesús no buscó primero reunir a gentes ilustradas sino a gentes disponibles, capaces de seguirle hasta el final. Todos dieron su vida por El. Su papel esencial, según ese pasaje era expulsar los "espíritus inmundos" y "sanar a los hombres".

Judas formó parte de ese grupo. Sí, Judas también había sido enviado a misión, una gran misión. Jesús tomó este riesgo al confiar la responsabilidad de su obra a pobres humanos. Hay que rezar siempre por los que tienen responsabilidades en la Iglesia.
Yo también tengo una misión, soy responsable, en una parte de la obra de salvación de Jesús.

¿Hago retroceder "lo Malo"? ¿cómo? ¿Sano a mis hermanos? ¿cómo?

-A los doce los envió Jesús con estas instrucciones: "No vayáis a tierra de paganos ni entréis en la provincia de Samaria. Id a las ovejas descarriadas de Israel. Por el camino proclamad que el Reino de Dios está cerca.

¡Sorprendente perspectiva histórica! Jesús es consciente de la amplitud de su obra: ¡es necesario mucho, mucho tiempo! y Jesús, sin prisas, da una consigna limitada: hay que hacer "lo que se puede hacer" hoy, en la certeza que Dios llamará a todos los "paganos y Samaritanos" en otra fase del trabajo misionero. El mismo Jesús, durante su vida humana, se limitó a lo que podía hacer: dirigirse a las "ovejas descarriadas de la casa de Israel".

Y los doce, que algún día serán enviados hasta los extremos de la tierra, ese día, partieron, sencillamente, a llevar el evangelio al pueblo de al lado... pues tal era la voluntad de Dios, tal era la misión por el momento.


NOEL QUESSON
PALABRA DE DIOS PARA CADA DIA 2
EVANG. DE PENTECOSTES A ADVIENTO
EDIT. CLARET/BARCELONA 1983.Pág. 60 s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada