SOBRE EL AMOR EN LA FAMILIA

Encuentre aquí (columna de la izquierda - Mensajes del Papa) el texto completo de la Carta Apostólica 'Misericordia et Mísera'

sábado, 2 de julio de 2016

El mensaje de Jesús no es un remiendo de la antigua Ley

¡Amor y paz!

Los invito, hermanos, a leer y meditar el Evangelio y el comentario, en este sábado de la 13ª semana del tiempo ordinario.

Dios nos bendice...

Evangelio según San Mateo 9,14-17. 
Se acercaron a Jesús los discípulos de Juan y le dijeron: "¿Por qué tus discípulos no ayunan, como lo hacemos nosotros y los fariseos?". Jesús les respondió: "¿Acaso los amigos del esposo pueden estar tristes mientras el esposo está con ellos? Llegará el momento en que el esposo les será quitado, y entonces ayunarán. Nadie usa un pedazo de género nuevo para remendar un vestido viejo, porque el pedazo añadido tira del vestido y la rotura se hace más grande. Tampoco se pone vino nuevo en odres viejos, porque los odres revientan, el vino se derrama y los odres se pierden. ¡No, el vino nuevo se pone en odres nuevos, y así ambos se conservan!".  

Comentario

A la pregunta sobre el ayuno ritual Jesús responde con una sentencia, la cual afirma que la permanencia de Jesús con sus discípulos se considera tiempo de alegría, como en una boda, o mejor dicho, como en las relaciones nupciales que Dios ha establecido con su pueblo, cuando el ayuno o cualquier otra señal de tristeza o duelo está fuera de lugar. Jesús no rechaza el ayuno en cuanto tal, lo que rechaza es el legalismo que despersonifica y niega la libertad de ayunar cuando ello es conveniente. Además, la respuesta de Jesús significa principalmente que los fariseos y los discípulos de Juan no han reconocido aún que Jesús es el esposo mesiánico; su tristeza piadosa es signo de su rechazo a Jesús y al verdadero arrepentimiento.

No pueden los invitados a la boda ponerse tristes mientras el novio está con ellos (v.15). Los amigos del novio son aquí los discípulos de Jesús. Aquí la imagen significa que mientras el esposo está aquí sería incorrecto que los amigos del novio siguieran sumidos en la espera ansiosa y en la tristeza. Así pues, este versículo se refiere concretamente a la vida de Jesús con sus discípulos; interpretarlo de otra manera implica tropezar con dificultades insolubles. 

Para terminar con la controversia sobre el ayuno, Jesús establece el contraste de cómo combinar algo viejo con algo nuevo, lo cual puede generar una ruptura más grande causando un destrozo irreparable. Los dos dichos que Jesús utiliza quieren mostrar la incompatibilidad entre las formas o instituciones del judaísmo y el Reino de Dios. Jesús anuncia un cambio de época, anuncia la Buena Noticia; y esta es una novedad que revierte lo antiguo; su núcleo está en las nuevas relaciones entre Dios y el hombre. Esta novedad no puede encajar en lo antiguo, porque todo intento de hacerlo sería inútil, lo antiguo mostraría aún más su insuficiencia e incapacidad de resistir la fuerza de lo nuevo. El término nuevo que se opone a lo viejo, indica que Jesús ofrece una alternativa, no una síntesis. Quien desee seguirlo tiene que romper con los presupuestos del pasado, con las instituciones y sus leyes pesadas que Jesús califica como anticuadas e inservibles para la vida del hombre.

Diario Bíblico. Cicla (Confederación Internacional Claretiana de Latinoamérica)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada