sábado, 23 de enero de 2016

La familia de Jesús decía que él no estaba en sus cabales

¡Amor y paz!

Los invito, hermanos, a leer y meditar el Evangelio y el comentario, en este sábado de la 2ª. Semana del Tiempo Ordinario.

Dios nos bendice…

Evangelio según San Marcos 3,20-21. 
En aquel tiempo volvió Jesús con sus discípulos a casa y se juntó tanta gente, que no los dejaban ni comer. Al enterarse su familia, vinieron a llevárselo, porque decían que no estaba en sus cabales.
Comentario

El texto del evangelio de hoy, aunque brevísimo, puede bien dividirse en dos partes, y es interesante por cierto lo que resulta.

Primera parte: Jesús en casa con los discípulos y muchísima gente que lo busca. Segunda parte: sus parientes (literalmente: "los de él”) aseguran que está trastornado. Es interesante unir esas dos partes: si alguien convoca a tantos enfermos y aquejados de males es porque se entrega demasiado. Y entregarse demasiado... es una locura.

Para fortuna nuestra, sin embargo, Jesús no se curó de esa locura, que lo llevó al extremo de tanto amor, que se llama la Cruz. Y basten estas palabras, que ninguna homilía debería exceder demasiado el texto que comenta.

http://fraynelson.com/homilias.html.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada