SOBRE EL AMOR EN LA FAMILIA

Encuentre aquí (columna de la izquierda - Mensajes del Papa) el texto completo de la Carta Apostólica 'Misericordia et Mísera'

sábado, 28 de febrero de 2015

Si no somos capaces de amar a quien no nos ama, no somos cristianos

¡Amor y paz!

El cristianismo nos hace una exigencia muy grande, porque supera de lejos lo que es habitual en cualquier ser humano. Por eso, el modelo de esta conducta no es un hombre, sino el mismo Dios. 

Jesús nos hace caer en la cuenta acerca de qué mérito puede tener amar a quien nos ama, si eso –agregamos nosotros-- lo hace la inmensa mayoría y no requiere ningún esfuerzo. 

De tal manera que el reto que nos hace el Señor en el Evangelio es verdaderamente extraordinario: ¡Amar a los enemigos y rogar por quienes nos persiguen y calumnian!

Los invito, hermanos, a leer y meditar el Evangelio y el comentario, en este sábado de la 1ª. Semana de Cuaresma.

Dios nos bendice…

Evangelio según San Mateo 5,43-48. 
Jesús dijo a sus discípulos: Ustedes han oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores; así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque él hace salir el sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos. Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos? Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos? Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo. 

Comentario


Ama a tu enemigo: así separarás a tu enemigo de su enemigo, que es también tu enemigo, y se llama pecado.

Ama a tu enemigo: construye con él una historia que les permita mirar en la misma dirección y decir un día: "eso" pretendía destruirnos, pero "nosotros" vencimos.

Ama a tu enemigo: es muy feo que las garras peludas del demonio te muevan como se mueve un peón en el ajedrez. No des espacio al odio.

Ama a tu enemigo: muestra que eres mayor y mejor que lo que se dice de ti. Y luego, guarda silencio para que la Verdad grite la verdad.

http://fraynelson.com/homilias.html. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada