SOBRE EL AMOR EN LA FAMILIA

Encuentre aquí (columna de la izquierda - Mensajes del Papa) el texto completo de la Carta Apostólica 'Misericordia et Mísera'

jueves, 27 de octubre de 2016

¿Hasta dónde soy capaz de seguir a Jesús?

¡Amor y paz!

Los invito, hermanos, a leer y meditar el Evangelio y el comentario, en este jueves de la 30ª semana del tiempo ordinario.

Dios nos bendice...

Evangelio según San Lucas 13,31-35. 
En ese momento se acercaron algunos fariseos que le dijeron: "Aléjate de aquí, porque Herodes quiere matarte". Él les respondió: "Vayan a decir a ese zorro: hoy y mañana expulso a los demonios y realizo curaciones, y al tercer día habré terminado. Pero debo seguir mi camino hoy, mañana y pasado, porque no puede ser que un profeta muera fuera de Jerusalén. ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise reunir a tus hijos, como la gallina reúne bajo sus alas a los pollitos, y tú no quisiste! Por eso, a ustedes la casa les quedará vacía. Les aseguro que ya no me verán más, hasta que llegue el día en que digan: ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!". 
Comentario

Jerusalén es la ciudad mesiánica donde Jesús, profeta, terminará su camino y su misión dándose completamente por el Reino a pesar de que muchos se cerraron al mensaje que ofreció y deseaban su muerte sin tomar en cuenta todo lo bueno que hizo. Jesús, inclusive, poniendo el ejemplo de la gallina, no le preocupa el morir si consigue reunir a toda la humanidad bajo las alas del amor de Dios.

La resistencia a escuchar, aceptar y vivir la buena nueva del Reino no debe arredrarnos en nuestro esfuerzo porque Dios sea conocido, amado y servido en los más pobres y necesitados. Si somos seguidores de Jesús debemos estar preparados a recibir también el rechazo de los poderosos y de quienes sienten atacados sus intereses personales de poder, riqueza y placer a costa de los demás.

Somos invitados a dar todo por este Reino de Justicia, Verdad, Amor y Paz siendo promotores en nuestros ambientes de la buena nueva. Oremos por todos aquellos que promueven la paz y no son escuchados y por el contrario, como Jesús, son condenados a desaparecer. ¿Hasta dónde soy capaz de seguir a Jesús?

Servicio Bíblico Latinoamericano 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada