SOBRE EL AMOR EN LA FAMILIA

Encuentre aquí (columna de la izquierda - Mensajes del Papa) el texto completo de la Carta Apostólica 'Misericordia et Mísera'

viernes, 21 de octubre de 2016

¿Cómo no saben interpretar el tiempo presente?

¡Amor y paz!

Los invito, hermanos, a leer y meditar el Evangelio y el comentario, en este viernes de la 29ª semana del Tiempo Ordinario.

Dios nos bendice...

Evangelio según San Lucas 12,54-59
Jesús dijo a la multitud: "Cuando ven que una nube se levanta en occidente, ustedes dicen en seguida que va a llover, y así sucede. Y cuando sopla viento del sur, dicen que hará calor, y así sucede. ¡Hipócritas! Ustedes saben discernir el aspecto de la tierra y del cielo; ¿cómo entonces no saben discernir el tiempo presente? ¿Por qué no juzgan ustedes mismos lo que es justo? Cuando vas con tu adversario a presentarte ante el magistrado, trata de llegar a un acuerdo con él en el camino, no sea que el adversario te lleve ante el juez, y el juez te entregue al guardia, y este te ponga en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo."
Comentario

Hace unas décadas estudiosos de la Biblia de diferentes tradiciones religiosas comenzaron a “escudriñar las escrituras” con ojos ecológicos. El evangelio usa imágenes atractivas para continuar “descubriendo al Dios de la ecología”.

Jesús no reprocha a la gente por interpretar correctamente “los cambios climáticos” sino porque la comunidad no interpreta “los otros signos” donde Dios habita: el momento presente. Dios habita en la nube de oriente, en el viento del sur, habita en la historia y en la realidad. La presencia de Dios se deja ver en el cielo estrellado, en el arco iris de la inclusividad y se deja ver en la propuesta justa de Jesús.

La persona que sabe distinguir y leer los signos de la ecología debe distinguir al Dios de la justicia: “¿Por qué no juzgan ustedes mismos lo que es justo?”. No se puede cuidar de la ecología y descuidar al ser humano, ni al contrario. La justicia propuesta por Jesús abraza naturaleza y ser humano por igual. Solamente cuando el ser humano aprenda a hacer justicia a todo lo creado, aprenderá a descubrir la presencia de Dios en cada hermano y hermana. ¿Descubres la presencia de Dios en la ecología y en el ser humano? 

Servicio Bíblico Latinoamericano 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada