SOBRE EL AMOR EN LA FAMILIA

Encuentre aquí (columna de la izquierda - Mensajes del Papa) el texto completo de la Carta Apostólica 'Misericordia et Mísera'

martes, 7 de julio de 2015

Ante las obras de Jesús, unos se admiran; otros son escépticos

¡Amor y paz!

Los invito, hermanos, a leer y meditar el Evangelio y el comentario, en este martes de la XIV Semana del Tiempo Ordinario.

Dios nos bendice…

Evangelio según San Mateo 9,32-38. 
En cuanto se fueron los ciegos, le presentaron a un mudo que estaba endemoniado. El demonio fue expulsado y el mudo comenzó a hablar. La multitud, admirada, comentaba: "Jamás se vio nada igual en Israel". Pero los fariseos decían: "El expulsa a los demonios por obra del Príncipe de los demonios". Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos, enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias. Al ver a la multitud, tuvo compasión, porque estaban fatigados y abatidos, como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: "La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos. Rueguen al dueño de los sembrados que envíe trabajadores para la cosecha."  

Comentario


Dicha esa explicación, ya han quedado tranquilos estos racionalistas del siglo I. Y eso es lo dramático y lo triste: para ellos basta explicar; es un ejercicio que los deja cómodos dentro de ellos mismos. No dan, no les interesa dar el paso hacia fuera, a sanar, a curar, a limpiar, a sostener al hermano que sufre. Sólo les interesa acallar sus mentes inquietas y quedarse luego orondos dentro de su marco de explicaciones.

Nuestra fe es exactamente lo contrario de eso. Es razonable en su exposición, ciertamente, pero sus razones no reemplazan la fascinación por un Dios que "salió de sí mismo." Quien tenga capacidad para celebrar esa calidad de amor tendrá también deseos de imitarlo.

http://fraynelson.com/homilias.html.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada