SOBRE EL AMOR EN LA FAMILIA

Encuentre aquí (columna de la izquierda - Mensajes del Papa) el texto completo de la Carta Apostólica 'Misericordia et Mísera'

lunes, 7 de septiembre de 2015

Milagros de Jesús no son actos de magia sino demostraciones de amor

¡Amor y paz!

Los invito, hermanos, a leer y meditar el Evangelio y el comentario, en este lunes de la XXIII Semana del Tiempo Ordinario.

Dios nos bendice…

Evangelio según San Lucas 6,6-11. 
Otro sábado, entró en la sinagoga y comenzó a enseñar. Había allí un hombre que tenía la mano derecha paralizada. Los escribas y los fariseos observaban atentamente a Jesús para ver si curaba en sábado, porque querían encontrar algo de qué acusarlo. Pero Jesús, conociendo sus intenciones, dijo al hombre que tenía la mano paralizada: "Levántate y quédate de pie delante de todos". El se levantó y permaneció de pie. Luego les dijo: "Yo les pregunto: ¿Está permitido en sábado, hacer el bien o el mal, salvar una vida o perderla?". Y dirigiendo una mirada a todos, dijo al hombre: "Extiende tu mano". El la extendió y su mano quedó curada. Pero ellos se enfurecieron, y deliberaban entre sí para ver qué podían hacer contra Jesús. 

Comentario


Es interesante ver que los milagros de Jesucristo NO suceden así. No vemos a Jesús apartándose para relajarse, poner la mente en blanco y allegar un supuesto "magnetismo." Muy al contrario, en más de una oportunidad vemos que sucede lo que se nos presenta en la primera lectura de hoy: Jesús hace sus obras prodigiosas en un contexto tenso, ruidoso, polémico en el que no hay tiempo para dejar salir el "magnetismo" de su "chacras" o "reservorios energéticos" o como se les llame.

Esto demuestra que los milagros del Señor son algo muy distinto. No son expresiones de fuerza mental sino de la fuerza del amor. No son tanto manifestaciones de poder cuanto señales de la llegada del Reino de Dios: anuncian que Dios reina. Más que expresiones de la voluntad de un hombre enfermo o de un hombre que quiere curar a otro, son verdaderas "palabras" que declaran la llegada del señorío de Dios y el retroceso del pecado, del demonio y de la muerte. Lo demás son especulaciones que sirven para vender libros pero no para recibir el Evangelio de salvación.

http://fraynelson.com/homilias.html. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada